Anuncio Audi Q5

El fabricante alemán Audi vuelve a sorprendernos con un anuncio muy original y divertido. A partir de una caja de cartón, que va moldeando un personajillo de dibujos animados, se va formando un coche, el Audi Q5. El material utilizado, el cartón, puede interpretarse como que se trata de un vehículo respetuoso con el medio ambiente y poco contaminante. Al final del anuncio, el personaje descubre la marca del coche, los cuatro aros entrelazados de Audi, y tras moverse la cámara por detrás de una columna se muestra el resultado final, el espectacular Audi Q5.

La canción del anuncio es "riding in my car" de Woody Guthrie, melodía muy pegadiza y apropiada al anuncio.